Cuidado de la piel. Rutina de día.

La piel: Nuestro bienestar por fuera.

 

Es bien sabido por todo el mundo que la apariencia externa de la piel comienza en el interior. La alimentación es fundamental a la hora de cuidar nuestro cuerpo, pero ¿cuáles son los pasos para un cuidado de piel?

Hola a todos, si a ti también te interesa el cuidado de la piel, sigue leyendo.

No me considero experta en esto del cuidado de la piel ni mucho menos, pero si veo distintas pieles a diario y me gusta saber que estoy recomendando el producto adecuado a quien tengo delante, por ello estoy siempre informándome sobre nuevos productos, nuevos conocimientos… ¡TODO! Porque como habréis leído y escuchado millones de veces, un buen cuidado de la piel es la base para que cualquier maquillaje quede bonito, por el contrario, si no tenemos una limpieza y un cuidado adecuados, por mucha técnica y productos de calidad que utilicemos, no se verán bonitos en la piel.

 

El primer punto que quiero destacar es que porque a mi me funcione o no me funcione un producto, no significa que al resto os vaya a pasar igual, cada piel reacciona de distinta forma a un mismo producto. Lo segundo que quiero mencionar es mi tipo de piel, ya que si tienes una piel seca, esta información no es para ti, aunque habrá algo de tu interés. Mi piel es normal-mixta, tiende a la deshidratación si no la mimo y además se me forman comedones quísticos fácilmente, es horrible porque duele y no se me ha quitado uno cuando ya está apareciendo otro, ¿qué hago para ayudar a mi piel?

 

Me levanto por la mañana y lo que me interesa es que mi piel sin maquillaje parezca lo más lisa y suave posible.

Limpieza matutina.

Lavo mi rostro con agua, me gusta usar agua que no tenga temperatura, es decir, el agua caliente es uno de los enemigos de la piel, así que yo no uso agua templada ni caliente, de hecho al aclararme el limpiador, uso el agua más fría que salga del grifo para así tensar los poros y que no estén tan abiertos (ya hablaré de esto más adelante). Actualmente uso este limpiador intenso de The Body Shop de la línea Drops of Light que contiene vitamina A y ayuda a iluminar la piel.

Me gusta mucho porque es suave, espumoso y retira muy bien todas las impurezas. A este paso le añado el dispositivo Nexa 3, lo adquirí en www.maquillalia.com de oferta por 9€ y me ha ayudado bastante e incluso cuando no lo uso, noto mucho la diferencia. Y por último en este primer paso, secar a toques con una toalla limpia.

El segundo paso es el uso del tónico. A veces habrás pensado: ¿para qué sirve esto si no noto nada? ¿realmente esa chica me vendió el tónico y en realidad no lo necesito?… Pues bien, el tónico equilibra el pH de la piel, que consiste en ayudar a que a nuestra piel no le cueste tanto trabajo y no le lleve tanto tiempo el reparar la barrera de protección que retiramos al lavar el rostro, porque todas esa grasita que notamos la ha generado nuestra piel como protección. El tónico se puede usar de distintas formas, con las manos, con algodón, a toques, frotando si el tónico así lo requiere (como el glow de Pixi o el tónico de Nars que hacen un efecto exfoliante químico gracias al ácido glicólico). Sea como sea, el uso de cualquier producto sobre la piel, siempre debe ser con delicadez y mimo, nuestra piel lo agradecerá.

El tónico que uso actualmente es el mencionado anteriormente de Nars. Noto la piel más tersa y lisa, bonita y lista para que la piel absorba la hidratación. Como os comentaba antes, los comedones forman parte de mi vida y un tónico que me ayuda mucho es el tónico de Lush de la línea Tea Tree (contiene PARABENOS aunque en muy poco porcentaje) porque me calma y ayuda a que se vayan antes, así que seguramente lo incluya de nuevo en mi rutina por las noches o por la mañana, ya veré.

Es el turno de la ESENCIA, que nos va a preparar aún más la piel. ¿Es necesaria? No. ¿Marca una gran diferencia? Tampoco. ¿Mantiene la piel hidratada? Sí. Aquí debéis cada una/o evaluar cuanto tiempo queréis invertir en vuestro cuidado facial.

La mía actual es de la línea Vitamina E de The Body Shop.

¿Qué me gusta de esta loción esencial? Es fresquita, es ligera y tiene un extra de hidratación que no engrasa.

Vale, llegados a este punto estaréis pensando que me he vuelto loca, que quién tiene tiempo por las mañanas para todo esto… Creedme que se puede.

TRATAMIENTO, si en mayúsculas. Aquí es donde vamos a jugar con las texturas para cubrir todas las necesidades que nuestra piel necesita. Me voy a centrar en MI piel, porque como quiera abarcar todas las pieles, ¡nos morimos aquí de viejos!

Así que para empezar uso sérum, unas gotitas son más que suficientes. Hasta ahora he estado usando uno con vitamina B6 de la marca It’s Skin, marca coreana de venta en Primor o www.maquillalia.com porque usaba una crema más rica e hidratante y ahora he dado la vuelta a las texturas, mi sérum es también de la línea de Vitamina E de The Body Shop, porque es hidratante (aunque mi piel sea mixta no le quito hidratación porque es lo que nivela el exceso de lípidos en mi piel) pero de textura súper ligera.

Así la crema que aplicaré después tendrá una capa de hidratación debajo y no resecará tanto la piel porque como os decía he dado la vuelta a las texturas y la crema por sí sola no me aporta la hidratación que necesito para notar la piel confortable.

La crema en cuestión es de La Roche Posay, cuya gama Effaclar contiene Ácido Salicílico, que es un gran aliado contra el acné, comedones… todas esas cosas tan agradables.

El ácido salicílico tiene un gran poder a la hora de combatir afecciones atópicas de la piel que tenga que ver con el exceso de grasita en la piel, además esta línea ayuda a que los poros no se obstruyan, ya que eso es lo que deriva en comedón, un poro taponado.

Podría extenderme hablando sólo del ácido salicílico si queréis en otro post.

Por último, pero creo que para mí el paso más importante, debemos aplicar nuestro SPF. La piel, incluso en invierno está expuesta a la radiación del sol y los rayos UVA (Ultra Violet Aging) que aceleran el envejecimiento prematuro de la piel.

Nunca he sido fiel a un solo filtro solar y llevo poco tiempo usando el Isdin Fushion Fluid Mineral, pero de momento me gusta por lo ligero que es y porque no engrasa.

Algo que TODA PIEL debe tener en cuenta a la hora de escoger un producto de cosmética (tanto de cuidado facial como corporal) es que todos los productos sean libres de aceites minerales. Los aceites minerales son conocidos como mineral oil, paraffin, petrolatum… son la destilación más pobre del petróleo, es un emoliente muy barato y crea una capa sobre la piel que da la apariencia de que está hidratada, pero en verdad lo que está creando es una capa que no deja respirar a la piel y por tanto que ésta no pueda trabajar liberando toxinas a lo largo del día.

En todo esto no se tardan más de 5 minutos de tiempo y creedme, son 5 minutos bien invertidos que os ayudarán a que la piel sea vuestro órgano mejor protegido.

 

No todo en la vida es despertarse corriendo, ir al trabajo, volver y otra vez a empezar, creo que empezar el día dedicándose a una misma unos minutos, te da fuerzas para lo que venga después. Todo esto sin olvidar que todas somos perfectas y preciosas.

Nos leemos en el próximo. Un saludo y muchos besos.

Claudia Gaya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *